Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 22 de marzo de 2018
GASTRONOMÍA VINO

Éxito de Lavia en el XI Certamen de Calidad de la DO Bullas

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Comunicados

Finca Paso Malo y Lavia ORIGEN, la última apuesta del grupo MGWines, medallas de oro en el certamen.

El pasado 13 de marzo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bullas celebró el XI Certamen de Calidad de Vinos en el que Bodegas Lavia recibió dos medallas de oro, en la categoría “Tintos con crianza en madera añadas 2013 y 2014” con las referencias Lavia Paso Malo 2013 y Lavia Origen 2014.

 

Para Sebastián Boudón, director técnico de Bodegas Lavia, “estos dos galardones son un premio al trabajo que todo el equipo viene realizando en los últimos años y un reconocimiento a la regularidad y gran calidad que están demostrando nuestros vinos”.

 

Una calidad que viene avalada por las puntuaciones de las mejores guías de vinos como la internacional y prestigiosa guía Robert Parker´s Wine Advocate, Peñín o Proensa entre otros.

 

Las claves del éxito: suelos profundos y pobres y un viñedo de altura y ecológico

 

A 800 metros sobre el nivel del mar se encuentra el paraje de Venta del Pino, de gran riqueza paisajística y tradición vinícola, que data de la época de los romanos y en el que se ubican los pagos ecológicos de Bodegas Lavia de la familia MGWines.

 

En total, 12 hectáreas de viñedos ecológicos en vaso de la variedad Monastrell de más de 50 años, profundamente enraizados en terrenos arcillosos, en un terroir muy característico de cepas rodeadas de monte, suelos profundos y pobres en materia orgánica, formados por aluviones, limos y materiales calizos de diferentes tamaños, que son capaces de dejar una impronta en el vino.

 

Destaca entre todas el pago de Finca Paso Malo, que da el nombre al vino top de Bodegas Lavia, y en el que encontramos silex arrastrados de los montes superiores, con buenas reservas hídricas que quedan al alcance de las raíces de las viejas cepas de Monastrell.

 

Al frente del equipo, Sèbastien Boudón define un sello personal con una elaboración muy afrancesada, sin filtrados y sin más levaduras ni enzimas que las autóctonas propias de la uva. Al más puro estilo francés, Sèbastien aplica fermentaciones en barrica y bazuqueo a mano para los vinos más mimados de la gama como Finca Paso Malo.

 

Lavia ORIGEN, recuperar la tradición

 

Lavia Origen es la última apuesta de Bodegas Lavia y ha supuesto un largo proceso de investigación en el pasado enológico de esta histórica zona, rescatando técnicas ancestrales que se han combinado con la tecnología más vanguardista, en una búsqueda de la autenticidad, el respeto al origen y al terroir y un viaje hasta la más pura esencia de la Monastrell de la DO Bullas.

 

Para ello, en bodega se han seleccionado los racimos con uvas de pieles más espesas y con mayor contenido en polifenoles y taninos, buscando, también, vinos con más complejidad  y mayor longevidad.

 

En su retorno al origen, se ha recuperado el uso del raspón en la elaboración, una práctica enológica rescatada de la antigüedad que era muy habitual en la zona mediterránea donde, lejos de los tonos verdes que aporta en otras zonas del interior como Ribera o Rioja, permite obtener vinos más frescos y con menos graduación alcohólica.

 

Para culminar el trabajo de “arqueología enológica” se ha recuperado el uso del foudre para la fermentación alcohólica y maloláctica. En este caso, se trata de dos depósitos troncocónicos de 10.000 litros de maderas viejas de roble francés que se encontraban en la bodega y que han necesitado de un largo e importante proceso de recuperación y restauración que ha culminado en la elaboración de este vino.

 

La importancia de la recuperación de los foudres reside en que permiten que el vino pueda respirar más, respetando sus aromas propios, y ofreciéndole mayor longevidad y menor aportación de taninos de la madera.

 

Tras esta singular fermentación, Lavia Origen ha envejecido en barricas de roble francés de 500 litros en las que el vino ha permanecido 12 meses.

 

El resultado de todo este trabajo,  un vino auténtico, sin maquillajes, puro terroir y tradición, con más volumen en boca, fresco, con relieve y una gran longevidad.

 

 

La Gaceta del Gourmet • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress