Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 13 de marzo de 2018
JAPÓN FUKUSHIMA

Fukushima lamenta el rechazo en Tailandia a su primera exportación de pescado

Guardar en Mis Noticias.

Las autoridades de Fukushima lamentaron la cancelación en Tailandia, por motivos de seguridad, de un evento de promoción de su pescado, días después haber enviado a ese país su primera partida de productos marinos frescos desde el accidente nuclear.

El gobernador de Fukushima, Masao Uchibori, tildó de "lamentable" la decisión y recordó que las propias autoridades tailandesas han certificado la seguridad de los 110 kilos de dos variedades de lenguado que partieron del puerto de Soma, a unos 50 kilómetros de la accidentada central de Fukuhsima Daiichi, el 1 de marzo.

Esta partida de pescado fue la primera procedente de Fukushima que se vendía a otro país desde la catástrofe nuclear, a raíz de la cual una treintena de países continúan aplicando restricciones sobre las importaciones de alimentos.

Los organizadores del evento promocional en Tailandia decidieron cancelar el acto después de que varias asociaciones ecologistas declararan que los ejemplares fueron pescados en aguas contaminadas y que son peligrosas para el consumo, según se hizo eco la cadena pública japonesa NHK.

Desde la asociación medioambiental tailandesa Stop Warming Association, su presidente, Srisuwan Janya, aseguró al medio nipón que es consciente de que "Japón tiene estándares (de seguridad) estrictos, pero creer en ellos es otro tema".

Los lenguados de Fukushima fueron a parar a una docena de restaurantes japoneses de Bangkok cuyos nombres no han trascendido, mientras que las organizaciones de defensa del consumidor tailandesas han reclamado que se hagan públicos.

En la asociación local de pescadores la cancelación del evento cayó como un jarro de agua fría justo cuando empezaba a sentirse cierto optimismo por la reanudación de las exportaciones, según recogen los medios nipones.

Las autoridades japonesas llevan a cabo estrictos controles de todos los productos agrícolas, ganaderos o pesqueros procedentes de la región de Fukushima, que ya se venden en Japón, pese a mantener restricciones en las zonas más próximas a la planta.

Los pescadores de la prefectura volvieron a faenar en 2012, más de un año después del accidente, y desde entonces sus capturas solo pueden llegar al mercado tras recibir una certificación de las autoridades de que son seguros para el consumo humano.

Aún así, el estigma de los productos de esta región ha hundido sus ventas y las capturas de Fukushima en 2017 representaron apenas un 13% de los volúmenes previos al desastre.

 

La Gaceta del Gourmet • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress